Afirmaciones de amor propio

Todo pensamiento y palabra que pronuncias es una afirmación. Todas las conversaciones que tienes contigo mismo (tu diálogo interior) son un flujo de afirmaciones. Mucho de los que decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros.

La culpa y la queja son afirmaciones negativas y no debes malgastar tus pensamientos con ellos, por el contrario, debes aprender a trasformar tus afirmaciones negativas en positivas.

Repetir afirmaciones es elegir conscientemente tener ciertos pensamientos que crearán resultados positivos en el futuro. Crean un punto focal que te ayudará a cambiar tu forma de pensar. Las afirmaciones van más allá de la realidad del presente para adentrarse en la creación del futuro a través de las palabras que utilizas ahora ya que vamos creando nuestra vida día a día.

El único momento en el que vives realmente es éste y es el único sobre el que tienes algún tipo de control. El ayer es historia; el mañana, un misterio; el hoy, un regalo, razón por la cual lo denominamos presente.

Ahora te pregunto; si no eliges sentirte bien en este momento, ¿cómo quieres crear momentos futuros tranquilos, alegres y divertidos?

El modo en que elijas pensar, ahora mismo, no es más que una elección. Ahora, hoy, en este momento, puedes elegir cambiar tu forma de pensar. Tu vida no cambiará de la noche a la mañana, pero si eres constante y eliges diariamente tener pensamientos que te hagan sentir bien, sin duda notarás cambios positivos y en todos los aspectos de tu vida.

Cada mañana, cuando me despierto, doy gracias, bendigo mi maravillosa día, y elijo tener pensamientos felices. No lo hago el cien por cien de mi tiempo, pero sí puedo decir que  lo hago varias veces durante el día,  hacer eso me ha ayudado en cómo disfruto de la vida y en cuánto bien recibo todos los días.

Antes de comenzar a leer las afirmaciones te sugiero que tengas papel y lápiz a la mano para que vayas anotando las afirmaciones que resuenan contigo, luego puedes colocarlas en lugares visibles para que las leas y las repitas durante tu día. Te aseguro que te ayudarán a vivir en armonía. 

AFIRMACIONES DE AMOR PROPIO 

  • Elijo sentirme bien respecto a mí misma. Me merezco mi amor.
  • No importa lo que digan o hagan los demás. Lo que importa es cómo elijo reaccionar y lo que elijo creer acerca de mí mismo.
  • Soy una persona amada y bendecida.
  • Adonde quiera que voy encuentro prosperidad.
  • Me siento segura, confiada y a salvo.
  • Soy una persona maravillosa, única y especial.
  • Vivo y hábito en un mundo lleno de posibilidades.
  •  La vida está llena de amor y alegría.
  • Irradio amor y bienestar por cada centímetro de mi cuerpo.
  • Bendigo amorosamente cada célula de mi cuerpo.
  • Bendigo amorosamente a todas las personas que me rodean 
  • Estoy agradecido de estar vivo hoy. Es una dicha y un placer vivir otro día maravilloso.
  • Estoy agradecido de estar vivo hoy. Es una dicha y un placer vivir otro día maravilloso.
  • Confío en mi intuición. Estoy dispuesto a escuchar esa vocecita serena que hay dentro de mí.
  • Doy las gracias por mi cuerpo sano.
  • El pasado ha terminado, ya no tiene poder en el presente. Los pensamientos de este momento crean mi futuro.
  • No hay problema, ni demasiado grande ni demasiado pequeño, que el amor no pueda resolver.
  • Cuando cometo una equivocación, me doy cuenta de que no es más que una parte de mi proceso de aprendizaje.
  • El mayor regalo que puedo hacerme es mi amor incondicional.
  • He venido a este mundo para aprender a amarme más y a compartir ese amor con todos los que me rodean.
  • Estoy rodeada de amor.
  • Me siento seguro en todas mis relaciones; Doy y recibo mucho amor.
  • Relajo todos los músculos del cuello y dejo ir la tensión de los hombros.
  • Soy una persona capaz y puedo hacer frente a cualquier cosa.
  • Estoy bien conmigo mismo y con los demás.
  • El mayor regalo que puedo hacerme es mi amor incondicional.
  • Soy estupenda y me siento de maravilla. Estoy agradecida por mi vida.
  • Reconozco mi propio valor personal.
  • Soy una persona valiosa y especial.

Abrazando las Adversidades

Un día sufrí y lloré tanto por la ruptura de la relación que tenía, que pude notar el apego emocional que sentía por esa persona, también fui consciente que mi felicidad dependía de él. Al pasar el tiempo comencé a sanar mis heridas, a identificar y llenar mis propios vacíos emocionales, desde entonces me juré a mi misma no volver a poner mi felicidad en manos de otro persona, siendo ahora responsable mi propia felicidad y de mis emociones, e internalicé que relación más importante es la que tengo conmigo misma, al final de cuenta es con quien estaré toda mi vida, además, la persona que tenemos a nuestro lado es un reflejo del amor que nos tenemos a nosotros mismos, así que tome la decisión de conocerme, superarme, quererme, aceptarme y ser cada día mejor, comenzando el cambio desde adentro.

Hoy por hoy, soy mi propio fuente de felicidad, mi mejor amiga, el amor de mi vida y cada día doy lo mejor de mi para fortaleza y cultivar la relación que tengo conmigo misma. Abrazo mis días buenos y los no tan buenos sabiendo que todo va a estar bien y que pasé lo que pasé siempre me tendré a mi. Además, he aprendido que los contrastes de la vida nos ayudan a saber lo que queremos, a crecer, a crear mejores situaciones, emociones, personas y cosas, de esta manera vivo las adversidades desde otra perspectiva.

¿Y saben una cosa? Amo quien soy hoy, amo el ser feliz conmigo misma, amo la capacidad que tengo de generar emociones positivas por mi misma, amo el poder darme lo que necesito y quiero sin tener que esperar que alguien lo haga. Aprendí que la felicidad es un asunto demasiado personal como, para depender de otros.

Así que le doy gracias a esa persona que me hizo ver mis debilidades y sobre todo ser consciente de una de las heridas más profundas que tenía. También me doy las gracias a mi misma por haber tenido la valentía de indagar en lo más profundo de mi para reconocer y aceptar mis carencias afectivas y mis sombras . La verdad que no fue fácil, pero sí necesario, ya que gracias a eso he podido sanarlas amorosamente.

Hoy abrazo cada una de las adversidades que han ayudado a ser lo que soy.

Les regalo esta frase:

Elije bien a tu pareja, pues es el reflejo del amor que te tienes a ti misma.