Entradas

Soy mi meta

 

Trabajo en mi día a día y no es para impresionar a nadie, ni para pertenecer a un grupo de personas, estoy trabajando en mi porque descubrí que yo soy el mejor lugar para estar, que la relación  más importante es la que tengo conmigo misma, que el amor más bonito habita dentro de mi. Cuido de mi porque me hace sentir bien cuidar de mí. 

En este maravilloso viaje llamado  autoconocimiento he aprendido a valorar mi cuerpo, mi mente y mis emociones, siendo más exigente con las cosas a las que dirijo mi atención.

Estoy trabajando en mi porque me hace feliz verme feliz. Amo ser feliz dentro de mi propia piel y me agradezco el permitirme ser feliz desde adentro hacia afuera y no es para impresionar a nadie, es que así… yo soy feliz. 

Estoy trabando en mi misma , para mi misma y por mi misma.

8 Preguntas que puedes hacerte para mejorar la relación contigo misma

Tenerte en cuenta, valorarte y dedicarte tiempo son aspectos fundamentales que no puedes olvidar en tu día a día. Recuerda que primero debes estar bien tú, para luego poder ofrecer lo mejor de ti a los demás. Aunque nos han enseñado lo contrario y nos han hecho creer que pensar en nosotras mismas es ser egoísta  y no lo es. Si tú no eliges tu bienestar ¿quién lo hará? Si tú no te valoras ¿quién lo harás?  Si tú no te amas ¿quién lo hará? Si tú no lo haces ¿entonces quién lo hará por ti? Piénsalo, además, tú eres con quien pasarás el resto de tu vida y quién mejor que tú para que cuide de ti. 

Cuando tomas la decisión de cultivar la relación que tienes contigo misma, de llenarte de ti, de ser tu prioridad, tu vida se va poniendo cada vez mejor y mejor. Te lo digo desde mi propia experiencia personal.

Tener una buena relación contigo misma, es también tener una buena relación con los demás y con todo lo que te rodea, porque tu exterior es un reflejo de tu interior. 

Así que te comparto 8 preguntas que te ayudarán a tener una mejor relación contigo misma:

  1. ¿Cómo me veo?
  2. ¿Cuál es la imagen y que concepto tengo de mi?
  3. ¿Qué aspecto de mi me atrevo a aceptar con amor?
  4. ¿Cómo me hablo y me trato a mi misma?
  5. ¿Paso tiempo de calidad conmigo misma?
  6. ¿Me comprendo y soy compasiva conmigo?
  7. ¿Celebró mis pequeños y grandes logros?
  8. ¿Me siento orgullosa de mi misma?

Es importante que seas muy sincera contigo, aquí no engañas a nadie, solo a ti. Si realmente quieres ver cambios es necesario que seas abierta contigo misma y te atrevas a  cuestionar todo aquello que piensas de ti, a ver que tan cierto es eso negativo que piensas de ti. 

Este ejercicio de autoconocimiento te irá ayudando a conocerte, hacer tiempo para ti y pensar un poco más en tu bienestar.

Cuando tienes una buenas relación contigo misma, tus otras relaciones también lo son.

Es cuestión de Actitud

La única diferencia entre un Buen día y un mal día, es la ACTITUD 

Así que si deseas un poco de motivación para tener una mejor actitud en tu día a día, te regalo las líneas que leerás a continuación, te aseguro que te ayudará a tener un buen día.

Así que hoy decido Agradecer por un días más. Hoy decido ser feliz. Hoy decido hacer solo lo que me gusta. Hoy decido dejar las quejas a un lado. Hoy decido ser amable conmigo misma y con los demás. Hoy decido elegir lo que me hace bien. Hoy decido vivir mi momento presente. Hoy decido tener pensamientos que se alinien con mi bienestar. Hoy decido reí y divertirme como una niña. Hoy decido ver sólo lo quiero ver. Hoy decido amarme más que ayer. Hoy decido apreciar la narturaleza y todo lo que me rodea. Hoy decido dejar las preocupaciones aún lado y me permito fluir con lo que me trae este maravilloso día. Hoy me permito saborear mi bebida y deleitarme con la comida. Hoy haré lo mejor que pueda para cultivar mi alegría. 

¡HOY  DECIDO TENER UN EXCELENTE  DÍA! 

Nota: Léelo las veces que consideres que sean necesarias para ti😉

Nunca estamos en el lugar equivocado

No necesitas ir a un lugar diferente para ser diferente.
Cuando seas diferente en el lugar en el que estas, ese lugar se transformará rápidamente.

Esta frase me hace recordar un momento de mi vida en el que estaba pasando por una situación bastante complicada y lo que más deseaba era irme de donde estaba, quería salir corriendo, queria escapar de todo lo que estaba pasando. Recuerdo que me repetía una y otra vez; quiero irme de aquí, no quiero estar aquí. Mientras mantenía esos pensamientos mis estados de ánimos era tristeza , rabia, culpa, dolor, resentimiento y yo creia que al irme a otro lugar, todo acabaría o por lo menos mejoraría, porque estaría en un nuevo lugar  y así dejaba todo aquello atrás. Lo que no sabía era que para donde me fuese me iba a llevar a mi misma, así que me iba a llevar todas mis conflictos internos, porque el problema no era el lugar, si no lo que pasaba dentro de mi.

En un momento de reflexion me di cuenta que no me gustaba como me sentía, así que decidí cambiar mi actitud ya que no podía cambiar la situación. De esta manera comencé apreciar y agradecer todo lo que tenía y me rodea, en ese momento me di cuenta de todas las bendiciones y de las oportunidades que tenía, justo en ese momento todo el lugar se transformó para mí y no solo el lugar, yo también fui sintiendo cada vez mejor y mejor.

Hoy miro hacia atrás y me siento feliz y agradecida por haber estado en donde estaba en aquel momento de mi vida.

NUNCA ESTÁS EN EL LUGAR EQUIVOCADO. ESTAS EN EL LUGAR CORRECTO, MIRANDO LAS COSAS DE MANERA EQUIVOCADA.

Ámate

Ama tu respiración, que te mantiene vivo.

  Ama tu cuerpo, es el que te hace estar en la tierra.

 Ama tu piel, que protege tus órganos.

Ama cada partícula tu organismo, que trabaja día y noche para mantenerte sano(a).

Ama tu hermosa sonrisa, que ilumina tu rostro cada vez que sonries.

Ama tus huellas, que te hacen ser único en el mundo.

Ama tú corazón, que a cada instante te dice que te ama. Solo debes callar la mente por un momento, escuchar y sentir sus latidos.

Ama la persona que eres, porque eres un ser único, extraordinario y valioso.

Ámate y  sabrás lo maravilloso que es sentir ser amado(a).


                                                                                              -MARIA DEL MAR-

Limpiemos nuestra mirada

¿Qué quiere decir esto? 

Quiere decir que cuando nos miremos al espejo dejemos de mirar lo que no nos gusta, o aquello que desearíamos cambiar, dejemos de hablar de lo que no se nos da bien. Pasamos mucho tiempo y gastamos demasiada energía, comparándonos con los demás, criticándonos y fijándonos en nuestros “defectos” somos muy  duras con nosotras mismas, sin embargo nos preocupamos de cuidar a las personas que queremos, de ayudarlos si lo necesitan, nos asegurarnos de que estén bien y se sientan valorados, cosa que no hacemos con nosotras mismas.

Si hay alguien a quien siempre olvidamos de cuidar y tratar con el mismo amor es a nuestra propia persona y somos lo más valioso que tenemos, porque es con quien pasaremos el resto de nuestra vida. 

Seamos consciente de nuestro valor, con  el solo hecho de existir ya somos suficientes, no tenemos que demostrarle nada a nadie porque ya somos merecedoras y especiales. Eres hermosa, extraordinaria, no hay dos como tú y ese es tu poder.

 Comienza a cambiar tu mirada, enfócate en lo que te gusta, descubre tus cualidades y practícalas, habla solo de lo que quieres ver en tu vida, haz cosas que te aporten felicidad y bienestar, mantén una actitud positiva. Date la oportunidad de ser feliz, aceptarte y quererte incondicionalmente. Háblate y trátate bonito, como si fueses esa persona que tanto amas. No somos perfectas y lo más seguro es que nunca lo seamos. Así como tenemos debilidades, también tenemos cualidades y virtudes que nos caracterizan. Piensa más en ti y de manera positiva, te lo agradecerás.

Una vez que comiences aceptarte, a tratarte con amor, tu vida comienza a girar en direcciones nuevas y maravillosas.

“El amor a nosotros mismos es el regalo más importante que podemos ofrecernos, porque cuando nos amamos, no nos hacemos daño y tampoco se lo hacemos a ninguna otra persona ” Louise L. Hay-