Posts

Mi niña interior

Una de las cosas que hizo que hubiera una transformación en mi vida fue reconectarme con  esa linda niña que un día fui. 

Esa pequeña niña con carita de ángel ya llevaba una herida emocional y a medida que fue creciendo llegaron muchas más, sin embargo, siempre hacía lo que podía para sonreír y ser feliz.

Ahora como adulta y responsable de ella, la tomé de la mano amorosamente y me permití traer situaciones incómodas y dolorosas para así tener una profunda y extensa plática juntas. Ese momento estuvo lleno de llanto, de risas, de dolor, de comprensión, de amor y reconciliación. Fue bastante liberador y emotivo el haberme reconectado con esa pequeña María Del Mar ya que me permitió ir sanando aquellas heridas que aún afectaban mi vida, además de recordar a esa niña hermosa que un día fui.

Desde entonces me he permitido divertirme como niña, hacerle saber y sentir que la amo con todo mi ser,  que pasé lo que pasé siempre estaré para ella y que ahora soy yo la que está a cargo de nuestra vida, así que me aseguraré de que sea más bonito y muy feliz. 

Te amo mi niña María Del Mar 

Afirmaciones de amor propio

Todo pensamiento y palabra que pronuncias es una afirmación. Todas las conversaciones que tienes contigo mismo (tu diálogo interior) son un flujo de afirmaciones. Mucho de los que decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros.

La culpa y la queja son afirmaciones negativas y no debes malgastar tus pensamientos con ellos, por el contrario, debes aprender a trasformar tus afirmaciones negativas en positivas.

Repetir afirmaciones es elegir conscientemente tener ciertos pensamientos que crearán resultados positivos en el futuro. Crean un punto focal que te ayudará a cambiar tu forma de pensar. Las afirmaciones van más allá de la realidad del presente para adentrarse en la creación del futuro a través de las palabras que utilizas ahora ya que vamos creando nuestra vida día a día.

El único momento en el que vives realmente es éste y es el único sobre el que tienes algún tipo de control. El ayer es historia; el mañana, un misterio; el hoy, un regalo, razón por la cual lo denominamos presente.

Ahora te pregunto; si no eliges sentirte bien en este momento, ¿cómo quieres crear momentos futuros tranquilos, alegres y divertidos?

El modo en que elijas pensar, ahora mismo, no es más que una elección. Ahora, hoy, en este momento, puedes elegir cambiar tu forma de pensar. Tu vida no cambiará de la noche a la mañana, pero si eres constante y eliges diariamente tener pensamientos que te hagan sentir bien, sin duda notarás cambios positivos y en todos los aspectos de tu vida.

Cada mañana, cuando me despierto, doy gracias, bendigo mi maravillosa día, y elijo tener pensamientos felices. No lo hago el cien por cien de mi tiempo, pero sí puedo decir que  lo hago varias veces durante el día,  hacer eso me ha ayudado en cómo disfruto de la vida y en cuánto bien recibo todos los días.

Antes de comenzar a leer las afirmaciones te sugiero que tengas papel y lápiz a la mano para que vayas anotando las afirmaciones que resuenan contigo, luego puedes colocarlas en lugares visibles para que las leas y las repitas durante tu día. Te aseguro que te ayudarán a vivir en armonía. 

AFIRMACIONES DE AMOR PROPIO 

  • Elijo sentirme bien respecto a mí misma. Me merezco mi amor.
  • No importa lo que digan o hagan los demás. Lo que importa es cómo elijo reaccionar y lo que elijo creer acerca de mí mismo.
  • Soy una persona amada y bendecida.
  • Adonde quiera que voy encuentro prosperidad.
  • Me siento segura, confiada y a salvo.
  • Soy una persona maravillosa, única y especial.
  • Vivo y hábito en un mundo lleno de posibilidades.
  •  La vida está llena de amor y alegría.
  • Irradio amor y bienestar por cada centímetro de mi cuerpo.
  • Bendigo amorosamente cada célula de mi cuerpo.
  • Bendigo amorosamente a todas las personas que me rodean 
  • Estoy agradecido de estar vivo hoy. Es una dicha y un placer vivir otro día maravilloso.
  • Estoy agradecido de estar vivo hoy. Es una dicha y un placer vivir otro día maravilloso.
  • Confío en mi intuición. Estoy dispuesto a escuchar esa vocecita serena que hay dentro de mí.
  • Doy las gracias por mi cuerpo sano.
  • El pasado ha terminado, ya no tiene poder en el presente. Los pensamientos de este momento crean mi futuro.
  • No hay problema, ni demasiado grande ni demasiado pequeño, que el amor no pueda resolver.
  • Cuando cometo una equivocación, me doy cuenta de que no es más que una parte de mi proceso de aprendizaje.
  • El mayor regalo que puedo hacerme es mi amor incondicional.
  • He venido a este mundo para aprender a amarme más y a compartir ese amor con todos los que me rodean.
  • Estoy rodeada de amor.
  • Me siento seguro en todas mis relaciones; Doy y recibo mucho amor.
  • Relajo todos los músculos del cuello y dejo ir la tensión de los hombros.
  • Soy una persona capaz y puedo hacer frente a cualquier cosa.
  • Estoy bien conmigo mismo y con los demás.
  • El mayor regalo que puedo hacerme es mi amor incondicional.
  • Soy estupenda y me siento de maravilla. Estoy agradecida por mi vida.
  • Reconozco mi propio valor personal.
  • Soy una persona valiosa y especial.

Abrazando las Adversidades

Un día sufrí y lloré tanto por la ruptura de la relación que tenía, que pude notar el apego emocional que sentía por esa persona, también fui consciente que mi felicidad dependía de él. Al pasar el tiempo comencé a sanar mis heridas, a identificar y llenar mis propios vacíos emocionales, desde entonces me juré a mi misma no volver a poner mi felicidad en manos de otro persona, siendo ahora responsable mi propia felicidad y de mis emociones, e internalicé que relación más importante es la que tengo conmigo misma, al final de cuenta es con quien estaré toda mi vida, además, la persona que tenemos a nuestro lado es un reflejo del amor que nos tenemos a nosotros mismos, así que tome la decisión de conocerme, superarme, quererme, aceptarme y ser cada día mejor, comenzando el cambio desde adentro.

Hoy por hoy, soy mi propio fuente de felicidad, mi mejor amiga, el amor de mi vida y cada día doy lo mejor de mi para fortaleza y cultivar la relación que tengo conmigo misma. Abrazo mis días buenos y los no tan buenos sabiendo que todo va a estar bien y que pasé lo que pasé siempre me tendré a mi. Además, he aprendido que los contrastes de la vida nos ayudan a saber lo que queremos, a crecer, a crear mejores situaciones, emociones, personas y cosas, de esta manera vivo las adversidades desde otra perspectiva.

¿Y saben una cosa? Amo quien soy hoy, amo el ser feliz conmigo misma, amo la capacidad que tengo de generar emociones positivas por mi misma, amo el poder darme lo que necesito y quiero sin tener que esperar que alguien lo haga. Aprendí que la felicidad es un asunto demasiado personal como, para depender de otros.

Así que le doy gracias a esa persona que me hizo ver mis debilidades y sobre todo ser consciente de una de las heridas más profundas que tenía. También me doy las gracias a mi misma por haber tenido la valentía de indagar en lo más profundo de mi para reconocer y aceptar mis carencias afectivas y mis sombras . La verdad que no fue fácil, pero sí necesario, ya que gracias a eso he podido sanarlas amorosamente.

Hoy abrazo cada una de las adversidades que han ayudado a ser lo que soy.

Les regalo esta frase:

Elije bien a tu pareja, pues es el reflejo del amor que te tienes a ti misma. 

A veces nos aferramos tanto a una a persona que se nos olvida que podemos conocer a alguien mejor

Hace varios años atrás estuve en una relación en la que estaba cómoda, más no feliz y en mi cabeza habían dos vocecitas, digamos que uno era el angelito malvado y el otro el angelito bueno. Por mi baja autoestima en ese momento le prestaba más atención al angelito malo, yo le creía todo lo que me decía. En cambio, cuando me hablaba el angelito bueno, dudaba de lo que me decía, no lo tomaba en cuenta, cuestionaba lo que me decía y en ocasiones cuando me hacía reflexionar, salía 👿 el angelito malvado.

De manera muy personal les comparto un breve diálogo interior de aquel entonces y que tiene mucho que ver con esta imagen que les comparto.

El Angelito bueno 👼 : ¿Eres realmente feliz? ¿Esa es la persona con quién quieres estar? 

El Angelito malo 👿 : estás cómoda donde estás, quédate tranquila. Además, nadie te va a querer más que él. Otra  persona no le gustará tus defectos, así que es mejor que te quedes donde estás. 

Yo 👩🏾‍: sí, ¡es verdad!

 Ganando el angelito malvado 👿

De esta manera me quedaba con ese último pensamiento, creyendo que no podía encontrar a alguien mejor, así que me aferraba a esa persona a pesar de las cosas negativas que vivía en la relación.

Por falta de mi amor propio no era capaz de ver más allá de mis propias narices y me conformaba con lo que me decía aquella vocecita convertida en mi baja autoestima e inseguridades.

Con esta experiencia personal pueden ver cómo influye de manera negativa una baja autoestima y falta de amor propio, ya que no somos consciente de nuestro propio valor y nos llenamos de falsas creencias acerca de nosotros mismos. 

El amor hacia uno mismo nos permite  salir de donde no somos felices, no aceptamos menos de lo que sabemos que merecemos, es más fácil captar las señales, las 🚩, los alertas y escuchar nuestro corazón, elegimos nuestro bienestar, priorizando nuestra paz mental y emocional. Amarnos a nosotros mismos nos hace libres.

Siempre podemos encontrar alguien mejor, pero el cambio comienza primero por nosotros mismos. Sino, seguiremos atrayendo el mismo tipo de personas. 

No vale la pena aferrarse a alguien que te hace daño solo porque te hace sonreír de vez en cuando”

Date todo el amor que puedas darte

Date todo el amor que puedas para llenar de cariño tus heridas emocionales.

Date todo el amor que puedas para que necesites menos amor de afuera.

Date todo el amor que puedas para que cubras tus propias necesidades.

Date todo el amor que puedas para que tomes las mejores decisiones para ti.

Date todo el amor que puedas para alejarte de todo lo que no te hace sentir bien.

Date todo el amor que puedas para saber cuando decir Si y No.

Date todo el amor que puedas para que solo permitas cosas positivas en tu vida.

Date todo el amor que puedas para dejar de buscar afuera lo que ya habita en ti.

Date todo el amor que puedas para que aprendas a disfrutar de tu propia compañía.

Date todo el amor que puedas para que te sientas digna de todo lo mejor.

Date todo el amor que puedas para que tu vida sea cada vez mejor y mejor.

Date todo el amor que puedas para que seas amorosa, amable y flexible contigo misma.

Date todo el amor que puedas para que te alinees con lo que deseas.

Date todo el amor que puedas para que atraigas mejores personas.

Date todo el amor que puedas para enfrentar las adversidades de la mejor manera.

Date todo el amor que puedas para que tú seas la protagonista de tu vida.

Date todo el amor que puedas para que te abras a la abundancia del universo.

Date todo el amor que puedas para que seas consciente de lo maravillosa que eres.

Date todo el amor que puedas para que sientas todo tu poder.

Date todo el amor que puedas para que encuentres en ti todo lo que buscas.

-María Del Mar-

El Niño Interior

El Niño interior no es más que esa parte de nuestra personalidad ingenua e inocente, que se maravilla con las cosas sencillas que nos da la vida, que se pregunta el ¿por qué? Y ¿para qué? De todas las cosas, es alegre, espontáneo y entusiasta. Ese niño es el conjunto de todas nuestras potencialidades en un estado puro, sin embargo, con el paso del tiempo, este niño se va escondiendo en lo más profundo de nuestro ser, ya que a medida que vamos creciendo nos llenamos de falsas  creencias y entre la sociedad, los prejuicios, nos vamos olvidando de ese pequeño/a que un día fuimos y que aún llevamos dentro.

Ahora como adultos ese niño que está asunto, herido y escondido en nuestro interior, y se a convertido una parte antigua de nosotros mismos que aparece en forma de emociones, pensamientos y sentimientos ante determinadas circunstancias que lo activan. Todos hemos tenido heridas emocionales en la infancia que no pudimos resolver, y al no sanarlas, nuestro niño se quedó asustado y herido. 

Entrar en contacto con nuestro niño interior nos ayuda a comprendernos más, a entender mejor nuestros conflictos, nos permite liberar emociones reprimidas. Aquellos bloqueos, inconscientes o no, que nos desvitalizan, y lo más importante, a  amarnos por ser quien somos realmente, sin juicios ni reproches. Además de comenzar a divertirnos como niños nuevamente.

Hay muchas alternativas y opiniones para conectar con ese pequeño que fuimos, sin embargo, a mi me ayudó muchísimo el escribirle una carta. Al hacer ese ejercicio me conecté con esa niña asustada y en ese papel escribí todo lo que a ella le hubiese gustado escucha y sentir. También tenia junto a mi una foto mía de cuando tenía al rededor de 4 años y le dije a esa pequeña que todo está bien, que está a saldo y que pase lo que pase siempre estaré con ella, que la amo con todo mi ser, fue bastante emotivo.

Estos ejercicios fueron muy sanadores y liberadores para mí, ya que pude sanar heridas emocionales que traía arrastrando desde hace mucho tiempo y poder liberarme de ellas fue como quitarme capas y capas de encima, ayudándome a sentirme más segura de mi misma.

Abraza a tu niño interior, vuelve a jugar, diviértete y no te tomes la vida tan enserio. Crecer por fuera no siempre implica crecer por dentro.

-María Del Mar-

Hablemos del AutoCuidado

Últimamente he nota en las redes sociales que ponen el autocuidado como arreglarse el cabello, las uñas, ponerse mascarillas en la cara, entre otras cosas, y si es parte del autocuidado, pero va más allá que solo mimarse, también implica cuidar tus emociones, tu mente, tu espíritu y tu cuerpo.

Cuidado Emocional: no debemos acumular, reprimir, ni rechazar nuestras emociones porque se van acumulando en nuestro cuerpo y se convierten en enfermedades o ira. Es necesario navegar por ellas, expresarlas dándole su espacio para reconocerlas  y aceptarlas, verás que en algún momento se disuelven. Las emociones no son ni buenas ni malas, simplemente son y están para sentirlas, es parte de nuestra experiencia de vida. 

Cuidado Mental: es necesario ser conscientes de cómo alimentamos nuestra mente, si son pensamientos que nos motivan, nos impulsan y nos hacen sentir bien, o son pensamientos que nos limitan. Las cosas que pensamos y decimos crean nuestra experiencia, así que si deseas una vida en positivo, centra tu energía en cosas que te hagan sentir bien y elige siempre tu bienestar. 

Cuidado Espiritual: el autocuidado espiritual consiste en la relación que tienes con tú yo interior. Es esa conexión interior que tienes con lo más allá de lo físico, y esa conexión se logra a través de la meditación, hacer yoga, ejercicio, estar en contacto con la naturaleza, hacer cosas que hagan a tu alma vibrar. Cada quien tiene su propia manera de conectarse con su interior. Es importante prestar atención a tus corazonadas ya que la intuición es nuestro GPS interior y nunca se equivoca

Cuidado Físico: las actividades físicas no solo nos ayudan a cuidar nuestro cuerpo, también para canalizar y quitar el estrés. Debes dormir las horas que necesitas, e incluso tomar una siesta si crees que te ayudará, recuerda siempre escuchar tu cuerpo. Mantener una dieta equilibrada. Y por supuesto el consentirte, ir a un spa, cambiarte el look,  no hacer nada por un día, si así lo deseas, o hacer lo que tú consideres que sea consentirte.

Recuerda, el autocuidado mental, emocional y espiritual están importante como el cuidado físico.

-María Del Mar-

¡Me enamore!

Luego de haber estado sola un tiempo me permití tener una nueva relación, al principio fue fue un poco complicado para mí, sin embargo, al pasar los días, las semanas y el convivir a diario me enamoré. Fue algo inesperado, mágico y maravilloso, así que no dudé ni un segundo en seguir adelante con esta nueva aventura.

Les cuento que ha sido algo muy especial, he sentido y he vivido cosas que antes no había experimentado, es un sentimiento que no podría explicar con palabras, pero si les puedo contar que va más allá de lo físico, lo que siento en mi interior es una conexión realmente mágica, este sentir es totalmente nuevo para mí, me trae enamorada. Me siento tan feliz, y emocionada de haberme dado esta oportunidad.

Esta persona me trata con tanto amor, me acepta tal como soy, con mis luces, mis sombras y mis pequeñas rarezas. Me admira, me valora, me respeta, ama mi sonrisa, cada instante me hace saber cuanto me ama y lo valiosa que soy, se preocupa por mi bienestar. Me motiva, me inspira y me da ese empujón que a veces me hace falta, me reta. En mis días no tan buenos me trata con cariño, me comprende, algo que ha hecho mi corazón vibrar es que en eso momentos me dice; se vale no ser siempre fuerte, se vale no poder con todo, permítete sentirte, y Woow esto para mi es estupendo, ya que casi toda mi vida he jugado el papel de ser fuerte, “yo puedo con todo” y ahora poder expresar mis emociones con toda tranquilidad, sin sentirme juzgada o criticada es maravillosa. Me expresa tanto amor y me hace tan feliz, que se ha convertido en lo más importante para mi.

El haberme permitido esta oportunidad ha sido un gran regalo para mi. Todo ha pasado tan rápido y ha sido tan hermoso que me he comprometido ¿Que lindo verdad?


¿Supongo que querrán conocer o saber quién es esa persona tan especial?


Esa persona ¡Soy yo!

Así es, he aprendido amarme, cuidarme y respetarme, ahora soy mi prioridad y mi mejor compañía. Que he decidido hacer un compromiso de amor conmigo misma, porque una vez que cuentas con tu propio amor, éste te acompaña el resto de tu vida, de modo que estoy haciendo de esta, la mejor relación de mi vida.

¿Saben?
Para poder amar a otra persona, primero debemos amarnos a nosotros mismos. Nadie da algo que no tiene, tampoco podemos dar lo que nos falta. Si no sabes amarte, ni te aceptas tal como eres, encontrarás personas que tampoco lo hagan. Si quieres una persona maravilloso y auténtica tu lado, se tú esa persona. Cultiva en ti lo que deseas ver en los demás.

Pase lo que pase, te tienes a ti

-María Del Mar-

Quiero…

Quiero que me mires sin criticarme

Quiero que me escuches sin juzgarme

Quiero que me hables sin mentirme

Quiero que me abraces sin apegos

Quiero que me acompañes sin sofocarme

Quiero que me ayudes sin rescatarme

Quiero que me aceptes sin cambiarme

Quiero que me ames sin necesitarme

Quiero que caminemos juntos en libertad

-María Del Mar-

¿Por qué me amo?


Les comparto un ejercicio que realicé hace un tiempo, esto me ayudo a decirme todos los te amo que nunca me había dicho, luego los usé y aún sigo usando como afirmaciones.
El ejercicio consiste en tomar la lápiz y papel, luego te permites escribir todos lo te amos que salga de tu corazón, y esos Te Amo que salen de ti, es amor que viene de tu alma para ti.

Me amo porque me encanta ser quien soy.

 Me amo porque soy perfectamente imperfecta.

 Me amo porque soy un puñado de risas, unas cuantas  gotas de lágrimas de vez en cuando, una cuota de locura y un pedazo de dulzura. 

Me amo porque aprendí que para amar a otros debo amarme primero yo. 

Me amo porque soy una  mujer maravillosa, fuerte y valiente, guerrera que ha pesar de las dificultades sigo adelante. 

Me amo porque me he permitido abrir mis alar y volar.

Me amo y he decidido cuidarme, ser feliz y buscar sólo mi bienestar. 

Me amo porque soy extraordinaria y única, no hay dos como yo y ese es mi poder. 

Me amo porque me he permitido sentir. 
Me amor porque he podido llenar mis propios vacíos

Me amor porque he podido reconocer y sanar mis heridas

Me amo porque me he permitido aceptar mis sombras y abrazarla

Me amo porque he aprendido a confiar en mí y en mis sueños.

Me amo porque soy con quien pasaré el resto de mi vida.

Me amor porque he aprendido a reconocer mi valor 

Me amo porque aprendí a tomar responsabilidad sobre mi vida

Me amo porque he aprendido a disfrutar de mi propia compañía 

Me amo porque he decido darle amor a mi propio cuerpo. 
Me amo porque soy amor

Me amo por el simple hecho de Ser.

Si algunas de estas afirmaciones resuenan contigo, puedes tomarlas con toda tranquilidad.

-María Del Mar-